fbpx

¿Cuántas técnicas saludables para preparar alimentos utilizas cuando cocinas?

El realizar algunas pequeñas modificaciones pueden hacer una gran diferencia en nuestros alimentos.

Aquí te detallamos cuales son las mejores técnicas:

Empapelado.

Los alimentos se cocinan en su propio jugo, debido al vapor que desprenden. Se conserva mejor el sabor, nutrientes y aroma.

Para prepararlos, corta los ingredientes del mismo tamaño, pues así se cocerán uniformemente, puedes pre cocer los más duros.

Envuelve los alimentos en papel aluminio, cierra perfectamente todos los lados y cocìnalos sobre un sartén o en el horno.

Al Wok.

El wok es un sartén profundo, donde se obtienen alimentos dorados y jugosos. Para que los alimentos se cocinen igual córtalos del mismo tamaño; puedes engrasar con un poco de aceite.

Para cocinar al vapor, coloca una rejilla y agua al fondo de wok. Las carnes rojas y blancas, además de los vegetales, son excelentes para cocinar con éste método.

Al vapor.

Los alimentos se cocinan con el vapor del agua. Se conservan más las vitaminas y minerales.

Se colocan los alimentos en una olla vaporera o bien, en un recipiente con una rejilla y agua.

No se utiliza aceite. Puedes utilizar el vapor de caldos para darle más sabor a los alimentos.

Hervir.

Se cocinan los alimentos inmersos en un líquido (agua o caldo). En éste método no se necesitan grasas para cocinar, pero se provoca la pérdida de nutrientes, como vitaminas hidrosolubles y minerales.

*Nota: Para evitar la pérdida grande de nutrientes en vegetales, puede solamente escaldarlos.

Escaldado.

Éste método reduce considerablemente la pérdida de nutrientes en vegetales.

Consiste en sumergir los vegetales en agua hirviendo, es necesario que sea una cantidad de agua suficiente, menos agua ocasionara que se cocinen al vapor y se volverán débiles perdiendo color, textura y nutrientes.

Después de sumergirlos, verifica la textura que deseas y cuando estén listos escurre, no dejes reposar y sumerge nuevamente, pero esta vez en agua helada.

A la plancha.

Se cocinan los alimentos usando una plancha o sartén y asándolos. Se debe lograr que por fuera el alimento quede dorado y por dentro conserve su jugo.

Para ello la plancha o sartén debe estar muy caliente antes de poner los alimentos, se puede utilizar un poco de aceite para que no se peguen.

No se deben cortar, pinchar ni aplanar los alimentos pues el jugo puede salir. La sal se debe añadir al último momento, la comida quedará más jugosa.

Ahora ya sabemos cuáles son las técnicas de cocción de las que debemos olvidarnos y cuáles son aquellas que deberíamos comenzar a utilizar. Además, con nuestra ayuda sabrás escoger los alimentos que pueden tener mayores propiedades y beneficios para tu cuerpo. ¡A renovar las costumbres!