fbpx

Hacer dieta tras dieta para perder peso, no nos llevará a ninguna parte. Si lo que quieres es estar en un peso saludable, lo que te recomiendo es que comas.

Si, leíste bien, “comer”. Comer es bueno y nos ayuda a mantener nuestro metabolismo estable. Debemos aprender a comer sin culpa y a disfrutar nuestros alimentos. Muchas veces estamos intentando bajar de peso y a pesar de seguir la dieta al pie de la letra no vemos resultados. Esto puede deberse a distintos factores tales como el estrés, el descanso, el tamaño de las porciones, las dietas relámpago y el estilo de vida sedentario.

N° 1: La ansiedad y el estrés

Además de hacernos comer emocionalmente, provoca una reacción hormonal en el organismo. Cuando sufres estrés el cuerpo emite una hormona llamada cortisol que es la responsable de almacenar grasas, especialmente grasa abdominal. Te recomiendo que uses diferentes técnicas de relajación como la meditación para evitar esta reacción del organismo.

N° 2: Descanso suficiente

Nos permite tener una vida más activa y enérgica, lo cual ayudará a que nuestro metabolismo se acelere y sea más fácil perder peso. No dormir adecuadamente hace que el metabolismo se vuelva más lento y por lo tanto al organismo le cuesta más trabajo quemar calorías. Lo aconsejable es dormir entre 7 y 8 horas por la noche.

N° 3: Cuida la cantidad de alimento

Muchas veces comemos muy rápido y al cerebro no le ha llegado la información de que estamos satisfechos y, por lo tanto, seguimos comiendo. Debemos darle tiempo al organismo de emitir la sensación de saciedad y evitar repetir el plato o servirte porciones grandes. Lo que te recomiendo es que te sirvas en platos pequeños.

N° 4: ¡Cuidado con las dietas relámpago!

Las dietas relámpago para bajar muchos kilos en poco tiempo impactan en la eliminación de grasa y en la pérdida de tejido y masa muscular, por lo que tu cuerpo necesitará más calorías una vez que termines la dieta y por lo tanto, volverás a subir de peso. Lo mejor es adoptar nuevos hábitos de alimentación de manera gradual y de esta forma tu cuerpo aumentará su ritmo metabólico.

N° 5: La vida sedentaria

Un estilo de vida sedentario hará más difícil la pérdida de peso, por lo tanto, te invito a realizar ejercicio. Una simple caminata a paso veloz durante 30 minutos al día, será suficiente para ayudarnos a mover la grasa que tenemos en el cuerpo. Evita comer frente al televisor, ya que cuando nuestra mente no está al 100% en el alimento, solemos comer en mayor cantidad porque no estamos conscientes de lo que comemos.