fbpx

La Asociación Americana de Pediatría (AAP) publicó recientemente una recomendación que apoyo y comparto con ustedes:

Los niños menores de un año no deben tomar jugo de frutas naturales.

Pero, ¿Por qué? Si se supone que son naturales…te preguntarás.

Bueno, por que…

  • Los jugos de frutas 100 % naturales no tienen mucho valor nutricional, de hecho, al exprimir la fruta se pierden muchas de sus cualidades, así que es mejor darle un trozo de fruta o vegetal, ya que estos sí contienen la fibra y vitaminas que necesitan.
  • Cuando exprimes la fruta, aumenta el contenido de azúcar, por lo que estarías dándole a tu hijo más de lo recomendable y lo acostumbrarías a elegir bebidas dulces.
  • Tomar jugos puede provocarles caries. Si tu hijo toma jugo en biberón o en vaso entrenador, se va a pasar con él mucho tiempo, dándole traguitos y traguitos. Recuerda que el jugo tiene mucha azúcar, entonces, siempre habrá azúcar en la boca.
  • Puede provocar sobrepeso. Volvamos al tema del azúcar. Con el jugo le estás dando a tu hijo cantidades poco recomendables de azúcar que pueden provocar un aumento de peso. Mejor dale leche materna, fórmula o agua y por supuesto, la fruta o vegetal.
  • Puede provocar diarrea, especialmente en los más pequeños.
  • Puede interferir con la absorción de algunos medicamentos.
  • Beber jugos puede ser el camino hacia el gusto por las bebidas gaseosas o por jugos envasados, así que mejor evítalo.

Existen otras opciones para nutrir a tu hijo, como ya mencioné, darle una porción de fruta o vegetal es mejor y estarás proporcionándole los nutrimentos que realmente necesita.

Si quieres saber más sobre el consumo de jugo y la salud de tu hijo, contáctame: www.tunutriologa.com